ALTERNATIVAS
AL DIVORCIO


Si tú y tu pareja no queréis el divorcio pero tampoco podéis seguir viviendo juntos, hay otras opciones que pueden estar abiertas a vosotros, dependiendo de cuáles sean vuestras circunstancias, como puede ser la separación o la nulidad.


En España la separación puede ser interpuesta por cualquiera de los cónyuges y tiene unos efectos interruptivos de la relación de menor calado que el divorcio. Hay situaciones en las que una separación legal puede servirte mejor que el divorcio y tú mismo las comprenderás con facilidad. Por ejemplo, cuando se están recibiendo beneficios por prestaciones de la Seguridad Social, pensiones de jubilación u otros beneficios de carácter análogo, que se podrían perder si solicitaras el divorcio.


La separación legal se diferencia fundamentalmente del divorcio en un punto: que el vínculo matrimonial permanecerá subsistente. Ambos cónyuges, normalmente, se toman un plazo de tiempo para reconsiderar sus posiciones. No están absolutamente seguros de querer dar por finalizado su matrimonio.


Pero esta es la teoría, la separación en la práctica, en la mayoría de las situaciones, viene a ser la antesala del divorcio, ya que en raras ocasiones los cónyuges tras un periodo de vivir solos acabarán reanudando la convivencia conyugal.

Otra alternativa al divorcio es la Nulidad, que puede ser de carácter civil o canónico. En la nulidad se invalida el vínculo matrimonial. Esta posibilidad viene a estar sustentada en una ficción legal que consistiría en suponer que el matrimonio nunca existió.

En España, prácticamente no se demandan nulidades civiles, y solamente para personas con fuertes convicciones religiosas puede ser una opción a considerar la nulidad canónica.


Aunque existe la creencia generalizada de que ésta es difícil de conseguir, la situación real actualmente es completamente distinta. Más de un 90% de las peticiones que se formulan ante los Tribunales Diocesanos acaban estimando las pretensiones de quienes la solicitan.

Las circunstancias en las que puede solicitarse una nulidad canónica están delimitadas de forma clara y concreta en el Código de Derecho Canónico, y en ningún caso se contempla como causa de la misma el que ambos miembros de la pareja tengan diferencias irreconciliables entre sí.


¿Cuáles son los supuestos en que se puede solicitar la nulidad?

• Cuando una parte carezca de la capacidad para consentir el matrimonio.

• Cuando no hubiera tenido lugar la consumación del matrimonio.

• Cuando existan vicios esenciales en el consentimiento mostrado.

• Cuando se estén excluyendo mentalmente, al tiempo de contraer el matrimonio, los bienes esenciales del matrimonio. Por ejemplo, que uno de los contrayentes se casó con la idea ampliamente expresada de que no quería tener hijos dentro de su futura relación matrimonial.


El Procedimiento de Nulidad es normalmente complicado. Requiere de la presentación de testimonios expertos, es decir, peritos especializados en el campo de la psicología o la psiquiatría, y este tipo de proceso no se debe interponer nunca sin consultar a un abogado.

www.aa-divorcios.com
Rss Noticias Derecho
Abogados divorcios    |      Presentación      |      Servicios Legales      |      Localización      |      Contacto      |      Mapa Web
Tel. y Fax: 976 29 88 66 - abogados especialistas en familia zaragoza - c/ San Vicente de Paul 4, Ppal Dcha. 50001 Zaragoza
Aviso Legal
IDStudio