EL GRAN DESCONOCIDO:
EL RÉGIMEN ECONÓMICO DE PARTICIPACIÓN


El Régimen de Participación trata de asociar a las ventajas del de Separación de Bienes, independencia de los cónyuges, con las del de Gananciales, solidaridad económica entre ellos, y compensación al trabajo prestado en el hogar.


Pero esta participación es diferida, no se manifiesta mientras dura el Matrimonio, y sólo al tiempo de disolverse o de establecerse por decisión judicial o por voluntad de los esposos, la Separación Absoluta de Bienes entre éstos.


Constante Matrimonio, cada uno de los esposos controla su capital y sus ingresos como propios, y contribuye a las cargas familiares, en el Sistema de Separación, pudiendo así disponer de sus propios haberes a su antojo, sin tener que dar cuenta al otro cónyuge y reteniendo para sí todos sus ingresos y beneficios.


Sólo al extinguirse el Régimen se produce un ajuste de todas sus cuentas entre los cónyuges, o entre el sobreviviente y los herederos del otro, en virtud del cual, se reparten por igual las ganancias de ambos.

Al Régimen de Participación se le considera demasiado complejo, y es ésta la principal complicación por la que es utilizado muy poco en la práctica.

Este Sistema es relativamente nuevo en nuestro Ordenamiento, de lo que se deriva también su poco uso en la práctica habitual.


El Régimen de Participación se puede considerar, una variante del de Separación de Bienes, en el que los cónyuges establecen ante Notario la proporción de los beneficios o ganancias obtenidos por el otro miembro de la pareja durante el Matrimonio, de la que dispondrán en caso de Divorcio.

Si no se establece nada en los Capítulos Matrimoniales, se entenderá que la división será por mitades.


Por lo que respecta a la administración de los bienes, a cada uno de los esposos le corresponde la administración y disposición de los bienes que le pertenezcan al comenzar el Matrimonio, así como los que adquiera a lo largo del mismo.


¿Cuándo finaliza este Régimen?

Al disolverse el Matrimonio, cuando los cónyuges procedan a su Separación, cuando el Matrimonio sea declarado Nulo, cuando pacten otro Sistema distinto, cuando uno de los cónyuges los pida por Resolución Judicial, cuando uno de los miembros de la pareja sea declarado incapacitado, o bien se le declare pródigo, ausente o en quiebra o concurso, o lleven separados, de mutuo acuerdo, más de un año.


Cuando se extingue el Sistema de Participación, las ganancias se determinan por la diferencia que existe entre el patrimonio inicial, que se integra por los bienes que pertenecen a cada uno al comenzar el Régimen y los adquiridos después, restando las cantidades que tenga que satisfacer, y el patrimonio final, que estará formado por los bienes y derechos de los que sea titular cada uno cuando termine el Régimen, deducidas las obligaciones que todavía no se hayan satisfecho.


A los bienes que constituyan el patrimonio final, se les debe dar el valor que tuvieran en el momento de la extinción del Régimen.

Si la diferencia entre el patrimonio inicial y el terminal de uno y otro esposo son un resultado positivo, y éste es igual en ambos casos, no existirá ganancia, y por tanto, no habrá nada que repartir.


Si el resultado positivo es mayor en uno de los patrimonios respecto al otro, el que haya obtenido menor resultado, recibe la mitad de la diferencia, entre el incremento de su patrimonio y el del otro cónyuge.


El importe de la participación en los beneficios, debe abonarse en dinero, aunque podrá siempre, judicialmente, abonarse mediante aplazamiento y en un plazo que no sea superior a 3 años.


También puede abonarse el importe de la participación en las ganancias mediante la aportación de bienes concretos a cada esposo, mediante Acuerdo entre ellos, o porque así se determine en Resolución Judicial.


www.aa-divorcios.com
Rss Noticias Derecho
Abogados divorcio Zaragoza    |      Presentación      |      Servicios Legales      |      Localización      |      Contacto      |      Mapa Web
Google +   Tel. y Fax: 976 29 88 66 - abogados especialistas en familia zaragoza Abogados divorcios Zaragoza - c/ San Vicente de Paul 4, Ppal Dcha. 50001 Zaragoza
Aviso Legal